Limpieza, Mantenimiento, Noticias, Salud y Vida

Un servicio para lo imperceptible

297485_1
Los procesos de aseo cambiaron, ahora están enfocados en la asepsia y sanitización para crear ambientes libres de virus y bacterias.

Las empresas requieren servicios de limpieza profunda y que cumplan con los protocolos diseñados por las autoridades sanitarias.

La eliminación de gérmenes y bacterias se ha convertido en la premisa de los productos de limpieza durante la pandemia, así como de los procesos, que han pasado de ser de aseo general a desinfección.

Un estudio realizado por la firma Nielsen en Estados Unidos, reveló que los productos que proporcionan ese tipo de protección son la primera opción de los hogares en la actualidad y hay razones sólidas para creer que este cambio en la priorización de la desinfección y la limpieza se mantendrá más allá de este período inicial de brote.

Esa necesidad de desinfectar los espacios no solo se evidencia en el hogar, los empresarios también han decidido apostarle a modificar sus necesidades y ahora requieren servicios de limpieza profunda y que cumplan con los protocolos diseñados por las autoridades sanitarias.

Para los directivos de Elite, empresa dedicada al servicio integral de aseo, cafetería y mantenimiento locativo, entre otros servicios institucionales, el reto en medio de la pandemia se ha asumido de manera rigurosa y con el apoyo de un equipo profesional con el fin de enfocar los esfuerzos en la calidad, tecnología, supervisión, y el cumplimiento estricto de los protocolos anti Covid-19 dictados por el Gobierno Nacional para que sus clientes puedan garantizar un espacio limpio, desinfectado y con mínimo riesgo para sus empleados y visitantes.

José Rafael Carmona Cárdenas, gerente de CIGMAX, asegura que, aunque los prestadores de servicios de aseo empresarial siempre han sido muy profesionales en su labor, ahora han debido cambiar de un servicio medido por lo que se puede apreciar (suciedad) a unos que garanticen la asepsia y sanitización.

Es decir, agrega, se cambió de un servicio perceptible a un servicio para lo imperceptible (eliminar virus y bacterias).

Precisa que, anteriormente las rutinas de limpieza implicaban la intervención por áreas con diferentes productos químicos y elementos, atacando todas las superficies y reforzando las de mayor suciedad, mientras que hoy en día infieren el uso de agentes virucidas y bactericidas para garantizar los resultados.

Seth Erdner, director del negocio de Cuidado del Hogar y Limpieza Industrial e Institucional en BASF, dice que es lógico esperar que las empresas no solo aumenten sus estándares de limpieza a largo plazo, sino también enfaticen e incluso publiciten dichos estándares como un método para ganar la confianza y preferencia de los clientes.

Ahora, aseguran los expertos, hay una comprensión más profunda de la función fundamental que desempeña la desinfección en la salud pública y, definitivamente, ya hay una comprensión de cambios duraderos en los comportamientos de limpieza en los mercados de los profesionales y consumidores.

Ver en Dinero
Artículo completo

Un servicio para lo imperceptible

Los procesos de aseo cambiaron, ahora están enfocados en la asepsia y sanitización para crear ambientes libres de virus y bacterias.

Otras publicaciones